Make your own free website on Tripod.com

Hacia un nuevo Modelo Prestacional

El Derecho a la Salud para todos los habitantes es un derecho reconocido en la Argentina y por el cual se viene trabajando desde hace mucho tiempo para conseguir una atención médica adecuada. El objetivo es mejorar la calidad y eficiencia del sistema de salud, tratando que los servicios sean universales y lleguen en forma equitativa a la gente. Se han propuesto numerosas reformas, sin embargo, no han resultado exitosas ya que, para lograr una verdadera mejora sistemática en atención de la salud, antes es necesario modificar el Modelo Prestacional y mejorar el financiamiento. Es en los momentos de crisis cuando se hace necesaria la creación y renovación de filosofías, sin dejar de reconocer que el financiamiento es en muchas oportunidades el responsable de conflictos, y más aún la falta de políticas activas e integrantes en el sector salud (público y privado), y la ausencia de una discusión franca y abierta, con horizontes concretos.

En el pasado, la inversión en salud en Argentina fue elevada y suficiente como para brindar un paquete de servicios de calidad a la totalidad de la población. Sin embargo, los indicadores sanitarios no tuvieron el cambio esperado y mayor es nuestra desazón cuando los comparamos con otros países. La característica principal es la excesiva utilización de servicios especializados, estudios diagnósticos, y medicamentos de alto costo por un sector pequeño de la sociedad, y un acceso deficiente para la mayoría de la población.

La década del 70 se caracterizó por el énfasis puesto en resolver "la enfermedad": se atendieron y privilegiaron los actos de atención al enfermo, reforzados con la aparición de nomencaldores que premiaban las prácticas con aparatología versus la práctica médica humanizda. Es en esa época (1978) cuando los países del mundo, reunidos en Alma Ata (Rusia), firmaron una Declaración que estableció la estrategia de la Atención primaria de la SAlud como la herramienta más valiosa para conseguir Saud Para Todos en el año 2000. Dicha Declaración privilegiaba la atención general, es decir, una amplia cobertura en todos los niveles del desarrollo de las personas, bajo la concepción básica de que la misma debe ser lo más adecuada y cercana posible con la tecnología que cada pueblo pueda invertir.

Han pasado más de treinta años y podemos reflexionar con tristeza que no hemos conseguido Salud Para Todos, y muy lejos estamos de las premisas básicas para lograrla.
Desgraciadamente, las estrategias de Atención Primaria han sido implementadas en numerosas oportunidades en forma desordenada, limitada y con escasa sustentabilidad en el tiempo como para lograr los resultados esperados, y las políticas de salud siguieron centrando su accionar en lo institucional (hospitales, clínicas, centros de salud), con muy poca intervención en la promoción de la salud y la prevención de la enfermedad. Es decir que hemos privilegiado la oferta sobre la demanda, la aparatología sobre la práctica médica humanizada, las post-especialidades sobre el médico clínico, el médico de familia o el generalista. Hemos permitido la atención fragmentada de las personas con el consecuente deterioro de la tan valiosa relación médico - paciente. Debe quedar claro que en un adecuado sistema de salud, todo esto debe exisitir pero en forma equilibrada.

El nuevo paradigma prestacional:

Para cualquier proyecto de salud es necesario tener en claro el Modelo Prestacional para el cual se trabaja y cuáles deben ser los fundamentos básicos a respetarse: prestar servicios de buena calidad en forma universal, con un concepto integral e integrado, y bajo la modalidad de población a cargo, con complementariedad entre lo público y lo privado, donde el ciudadano sea el centro del sistema (para que la resolución a sus conflictos de recuperación de la salud sea rápido y apropiado), y donde el mantenimiento del completo estado de salud sea el horizonte.

El sistema de salud, como parte integrante del sistema social, debe actura eficazmente en su transformación y analizar los problemas desde dos puntos de vista: las condiciones de salud y los recursos destinados específicamente a la atención de la salud. Estas dos perspectivas permiten detectar los conflictos que condicionan fuertemente la formulación y el desarrollo de las estrategias para la atención de salud individual y colectiva.

Bajo estas premisas se desarrolló nuestro Proyecto de Salud:

Infraestructura institucional
Se reabrieron o repararon un total de 544 servicios de especialidades en cada uno de los hospitales provinciales (de capital e interior), además de la compra del Ex Hospital Ferroviario Eva Perón (hoy Nuevo Hospital San Roque); la reapertura del Hospital Pediátrico; la construcción del Nuevo Hospital de Río Cuarto; la reconstrucción del viejo Hospital San Roque (hoy Hospital de Día Psiquiátrico); el de San Francisco del Chañar y el Vidal Abal de Oliva.

Regionalización Sanitaria
Con el objetivo de optimizar los recursos, y luego de categorizar a los distintos efectores de salud municipales y comunales según niveles de complejidad, la Provincia se reorganizó en nueve regiones sanitarias. Esto permitió establecer un sistema de derivaciones de complejidad creciente, en el que municipalidades y comunas del interior y hospitales provinciales funcionan como un solo sistema.

Padrón único de beneficiarios
Con el objetivo de contar con una Historia Clínica Única Sanitaria, en cada uno de los lugares donde se hace atender una persona se realiza el Registro de Estructura FAmiliar. Ello permite que cualquier efector público, ya sea un centro comunal, municipal o provincial, pueda conocer la historia de salud, concultas, estudos o internaciones de esa persona.

Profundos cambios en el modelo prestacional
En loccalidades de baja intensidad poblacional se incorporaron 182 médicos de cabecera que, bajo el criterio de población a cargo, cumplen funciones de promoción, protección y recuperación de la salud en 134 localidades del interior de la Provincia y cubren la atención personalizada de 130 mil personas.

En locaidades de más de 7 mil habitantes se estableción el Programa de Salud Familiar, según el cual el individuo y su familia representan la unidad de intervención en las acciones de mantenimiento de la salud. Para esta actividad, se conformaron equipos multidisciplinarios (médicos, enfermeros, psicólogos, nutricionistas, odontólogos y trabajadores sociales) que tienen bajo su responsabilidad 10 mil personas, que son visitadas por los médicos en su domicilio con el objetivo de controlar a las mujeres embarazadas, el crecimiento y desarrollo de los niños, y el cumplimiento del calendario de vacunación. Además, a partir de la Planificación Local Participativa, los profesionales trabajan en problemas de la comunidad, tal como adicciones, violencia, saneamiento del medio, salud reproductiva, entre otras necesidades. En la actualidad existen 51 equipos que cubren una población de 510 mil personas.

Se implementó la Notificación Obligatoria de la Mortalidad Infantil de los niños menores de 5 años con el objetivo de realizar un seguimiento en tiempo real y poder modificar las causas de las muertes evitables.

En este concepto de acerca la salud a la gente, se inauguró el Programa 136 de Urgencias y Emergencias Médicas que, muy lejos de disminuir la concurrencia a los hospitales, fue concebido para atender a aquel grupo de personas que, pos distancia y/o medio de transporte o comunicación inadecuados, tiene difícil acceso a los servicios de salud. Sólo a modo de información, el 136 etá atendiendo en su domicilio a más de 50 mil personas mensuales, y resuelve más de 12 mil urgencias domiciliarias, lo que equivale a las atenciones mensuales del Hospital de Niños, Hospital Córdoba y Hospital Rawson.

Funcionamiento institucional
Los hospitales provinciales ampliaron su horario de atención en consultorios externos y ahora tienen una disponibilidad horaria de 12 horas diarias (8 a 20 hs). Esto ha permitido incrementar las atenciones y optimizar las internaciones y las cirugías.

Oficina de Atención al Usuario de los Servicios de Salud
Con el fin de que las personas recuperen su identidad en el sistema público de atención, se habilitó esta oficina en cada uno de los hospitales provinciales, de manera tal de que puedan expresar sus dificultades, reclamos y sugerencias, para luego ser auxiliadas.

Informatización del sistema
Como soporte fundamental de todas las actividades, se trabajó intensamente para informatizar el sistema público. Por este sistema es posible conocer el número de consultas efectuadas en cada hospital, diferenciadas por servicio y profesional. Esta organización permite generar información sanitari de los habitantes y conocer las causas por las cuales las peronas asisten a los consultorios comunales, municipales o provinciales.

Nuestra propuesta permite efectuar atenciones focalizadas en la Promoción y Protección de la Salud, fundamentalmente en áreas tan sensibles como la salud de la embarazada, el reción nacido, el niños, las personas mayores, y en las población de mayor vulnerabilidad.
En este marco, nuestro mayor desafío es lograr una atención de salud con equidad y calidad, con desarrollo y participación social. con eficiencia y tecnología adecuada y, por sobre todas las cosas, ponderar la humanización del vínculo entre el que da y el que recibe.

DR. ROBERTO CHUIT
Ministro de Salud de Córdoba

 

Fuente: Boletín Informativo del Ministerio de Salud
año 2 / Número 7 / Agosto 2003